Fecha de publicación: 02/04/2024

El PGI acompañado de la Mesa directiva visita Brasil, con motivo de la peregrinación anual al Santuario de Aparecida

Consejo General Internacional

El Presidente General, acompañado de su Mesa directiva, ha realizado una visita oficial a Brasil invitado por su presidente nacional, Márcio José da Silva para participar con los vicentinos brasileños en la 52 edición de su peregrinación anual a la Catedral Basílica de Nuestra Señora Aparecida, patrona de Brasil. Este es uno de los acontecimientos más emotivos y esperados para los consocios. Unos días antes, se celebró la reunión de la Mesa directiva, que tuvo lugar el 27 de febrero, en la sede central del Consejo Nacional sita en Río de Janeiro.

En la reunión se trataron diferentes temas, como el borrador de propuesta de modificación de los Estatutos, relaciones institucionales con la FAMVIN, temas de Formación y Comunicación o nuevas propuestas para el Plan Estratégico, entre otros. Asistieron el presidente general internacional, Juan Manuel Buergo, el vicepresidente general internacional, Ralph Middelcamp, el tesorero general, Alfons ten Velde, los vicepresidentes, Sebastián Gramajo, Urbanus Muthai y Elaine Heyworth, y el asesor religioso el padre José F. Orozco C.M. Además de otros miembros del CGI invitados, como John Berry, presidente de SSVP USA, Julio César Márquezs de Lima, vicepresidente internacional de Estructura y Proyectos Especiales y Luz María Ramírez, vicepresidente internacional de Formación.

El día 28 nos trasladamos a Juiz de Fora, municipio del estado de Minas Gerais, para visitar uno de los proyectos más novedosos de la SSVP Brasil, el Baño Solidario Vicentino. Se trata deunos furgones adaptados para aseos, con lavabos, inodoros y duchas móviles, al servicio de las personas sin hogar. El proyecto está coordinado por el Consejo Central de San Antonio. Su presidente, Vanderson Aparecido Gomes, al que todos llaman Vandinho, nos describió la ilusión y esfuerzo que se había puesto en hacer realidad este proyecto que, desde que inició su actividad hace 3 años, ha dado más de 10.500 servicios con sus 8 camiones. Vandinho quiso agradecer al CIAD (Consejo Internacional de Ayuda al Desarrollo), su apoyo económico y logístico al proyecto, que pretende ser extensible y replicable. En el centro, tienen también servicio de ropero, comida caliente, y un ambiente que pretende transmitir vida, esperanza y alegría a las personas sin hogar. Un proyecto denominado “Amor en forma de baño”, qué conmovió a los asistentes por su eficacia, cariño y cercanía al asistido. Al finalizar el día, pudimos disfrutar de una cena de bienvenida que compartimos con los Consejos Metropolitanos, los Consejos Centrales y el Consejo Nacional de Brasil.

El jueves 29 llegamos al Santuario de Aparecida, donde se iniciaron los actos con una santa misa en la basílica presidida por el padre Ronaldo Divino de Oliveira. Con ella, daba comienzo la parte más espiritual del viaje. En Aparecida, otros brasileños que forman parte del Consejo General se unieron a la delegación internacional: el consocio Sebastião Ribeiro, vicepresidente territorial internacional para América del Sur y el consocio Renato Lima de Oliveira, comisario ante las Naciones Unidas, 16º presidente general. Al día siguiente, 1 de marzo, se realizó una visita al hogar de ancianos Vila Vicentina Lorena, que está gestionado por el Consejo Central de la SSVP en la localidad, y que tiene otras dos obras vinculadas: la Vila Vicentina Sagrada Familia, también en Lorena, y la Vila Vicentina, de la ciudad de Piquete. En el centro viven 30 residentes, entre ellos, Carmen, una española centenaria que nos emocionó con su conversación y cariño. Nos acompañó la junta directiva de Vila Vicentina São Vicente de Paulo de Lorena, con su presidenta Silvia de Fátima Jerônimo, y Amadeu Pelóggia Filho, presidente del Consejo Metropolitano de São José dos Campos, con los que visitamos las instalaciones. Por la tarde, en las inmediaciones de la Basilica, tuvo lugar el santo rosario de la Familia Vicenciana, donde todas las Ramas caminamos juntas en oración.

Sin duda, uno de los momentos más emotivos de la visita fue el sábado 2 por la mañana, con la celebración del Vía Crucis al Morro de Cruzeiro. Música, amistad y espiritualidad que nos ayudaron a “caminar juntos en la fe”, y que hicieron que el recorrido seguido por miles de fieles vicentinos diese sentido y solidez al encuentro.

Y, para finalizar el día los actos lúdicos se llevaron a cabo en el Centro de Eventos Padre Vítor Coelho de Almeida, en el Santuario de Aparecida, espacio de 15.000 metros cuadrados que llenaron más de 45.000 vicentinos. El Presidente General acompañado del presidente del Consejo Nacional de Brasil, dirigió unas palabras a los asistentes mostrando el apoyo del Consejo General a las Conferencias brasileñas y especialmente a las de jóvenes. Fue impresionante escuchar a miles de peregrinos vicentinos corear las canciones dedicadas a niños, jóvenes, familias, y a todos aquellos que querían unirse a sus cantos y coreografías. Disfrutamos de un espectáculo de talentos y de un festival cultural, especialmente dirigido a la juventud.

El domingo 3 de marzo fue el cierre del acto con la fiesta reglamentaria que dio paso a la santa misa, presidida por Mons. Dom Odair Miguel Gonsalves dos Santos CM, obispo auxiliar del archidiócesis de Porto Alegre. Especialmente emotivas para los españoles asistentes, fueron las palabras de Willian Alves, vicepresidente nacional, que leyó el devocionario del Venerable Santiago de Masarnau, fundador de las Conferencias en España, y solicitó oraciones a los presentes para que pidan gracias que, por su intercesión, den paso a un milagro para que avance su proceso de beatificación.

Regresamos a nuestros países llenos y agradecidos. Como bien explicó el presidente nacional, Márcio José da Silva, se trata de una peregrinación que pretende ser un paréntesis para “recargar las pilas”, para llenarnos de fe y amistad, para poder llegar y continuar haciendo nuestra misión fortalecidos y enriquecidos.

Agradecemos al Consejo Nacional de Brasil y, en especial, a su presidente nacional Marcio José da Silva, su vicepresidenta Bete Castro y a los presidentes de Consejos y Conferencias, por tan buena organización y por todo su cariño y amistad.

“Lágrimas de alegría se escapan de mis ojos cuando me encuentro a tan gran distancia con nuestra pequeña familia, siempre pequeña por la discreción de sus obras, pero grande por la bendición de Dios. Aunque hablemos diferentes lenguas, las manos se encuentra siempre con una cordialidad tan fraternal que bien podrían reconocernos por la misma señal con que reconocían a los primeros cristianos, ¡mirad cómo se aman!”

Federico Ozanam