Visitar

Ir al encuentro de los más desfavorecidos, allí donde vivan…

Desde su creación, hace cerca de 2 siglos, la Sociedad de San Vicente de Paúl ha basado su acción en la visita a domicilio. Se trataba, para Ozanam y sus compañeros, de encontrase con la gente pobre que vivía en los barrios miserables de Paris en el siglo XIX y de establecer una relación humana, fraterna, al mismo tiempo que se alivian sus sufrimientos.
Actualmente, la visita domiciliaria está más que nunca en el corazón de la acción de la SSVP, aun cuando la noción de domicilio se ha ampliado por los profundos cambios de las sociedades, y por la aparición de nuevas formas de pobreza. Así pues, los voluntarios de la SSVP visitan no sólo a domicilio, sino también en la calle, en las cárceles, los hospitales, las residencias de ancianos, los orfanatos, los campos de desplazados, los centros de acogida, etc…

Compartir