Reconstruir

Activa sobre el terreno desde las primeras horas tras un desastre natural o una catástrofe humana, la SSVP lleva su acción mucho más allá de la ayuda de urgencia.

Reconstruir una vida después de haber perdido todo en un desastre es muy a menudo el desafío más largo y más difícil al que se tienen que enfrentar las poblaciones damnificadas. Una vez que pasan los momentos más dramáticos de una catástrofe, cuando los equipos de socorro y las cámaras de televisión se han retirado, la SSVP sigue presente al lado de las víctimas para ayudarles a volver a unas condiciones de vida dignas: reconstruir las viviendas, rehabilitar edificios, escuelas, redes sanitarias… Este trabajo invisible, lejos de la atención del público en general, se prolonga a veces varios años.
La Sociedad de San Vicente de Paúl, avalada por su experiencia sobre el terreno, es portadora de programas de reconstrucción en los que la población se implica sobremanera: participa en ellos, teniendo en cuenta medidas preventivas para evitar dramas en catástrofes futuras. Además de la rehabilitación material, la acción de la SSVP incluye también el apoyo a las víctimas en distintas formas: ayuda al apoyo de la escolarización de los niños, prevención y atención médica, apoyo psicológico…

Compartir