Ayuda de emergencia tras el paso del huracán Dorian

Los vicentinos de Las Bahamas reciben el apoyo internacional de la SSVP y atienden a los damnificados a través de entrega de alimentos y material de primera necesidad.

Con vientos de cerca de 300 km/h el huracán Dorian pasó por las Bahamas, especialmente por las islas Ábaco y Gran Bahama, destruyendo todo lo que se encontraba a su alcance. Actualmente la lista de desaparecidos es de alrededor de 2.500 personas, aunque se espera que muchos de ellos se encuentren en los centros de evacuación. Pero con estas cifras lo que se teme, lamentablemente, es que el número de fallecidos aumente ostensiblemente sobre los 50 muertos que se han contabilizado oficialmente hasta la fecha.

El Consejo General Internacional de la SSVP, a través de la CIAD (Comisión Internacional pala la Ayuda y el Desarrollo), ha aprobado un plan de emergencia para la ayuda ante este desastre natural, haciendo un primer envío de dinero y quedando a la espera de los reportes locales sobre las labores de ayuda que los vicentinos bahameños pueden realizar sobre el terreno.

Nuestra institución está presente en Las Bahamas con 9 Conferencias, siete en Nassau (la capital) y dos en Freeport. Los propios vicentinos también se han visto afectados por los grandes destrozos que ha provocado el huracán y han sufrido severos desperfectos en sus casas, lo que no les ha impedido acudir en la ayuda de las personas más afectadas, repartiendo alimentos y otros elementos de primera necesidad.

El vicepresidente territorial de América 1, Michael J. Nizankiewicz, tenía previsto viajar a Las Bahamas para participar en la Asamblea General de socios de este país, que se iba a celebrar el próximo día 27 de septiembre, festividad de San Vicente. Esta asamblea, lógicamente, se ha cancelado por las circunstancias, pero nuestro vicepresidente territorial mantiene su viaje para reunirse con nuestros consocios en Las Bahamas y evaluar, junto a ellos, el plan de ayuda que puede ofrecer la SSVP.

El Presidente General Internacional, nuestro consocio Renato Lima de Oliveira, manifestó su preocupación y la de toda la SSVP declarando: «Nos solidarizamos con los vicentinos y damnificados de Las Bahamas, no solamente apoyando con recursos materiales, sino que también, y especialmente, a través de nuestro apoyo espiritual y nuestras oraciones«.