Fecha de publicación: 28/10/2021

El servicio vicentino de las Conferencias de México

Noticias del Mundo

Estos proyectos representan, a modo de ejemplo, el servicio vicentino que realizan nuestros consocios en México. Por un lado, estas acciones hablan de la variedad de iniciativas que se llevan a cabo, pero también de la capacidad de adaptación de las Conferencias vicentinas ante la pandemia. 

Un padrino para cada niño

La SSVP en Morelos (México) impulsa un proyecto educativo que ayuda a 145 niños y adolescentes

Las Conferencias de Morelos siguen las enseñanzas de San Vicente de Paúl y del Beato Federico Ozanam ya que piensan que la mejor forma de ayudar a dignificar al ser humano es haciéndole libre de pensamiento y este objetivo se logra a través de la educación.

Los vicentinos han conseguido llevar a cabo un proyecto educativo denominado “Un Padrino para cada Niño” por el que se buscan personas que deseen financiar los estudios de niños y adolescentes de familias necesitadas que puedan “apadrinar” a estos chicos. Con este proyecto ya se están financiando los estudios de 145 niños.

Proyecto nutricional “Hoy Todos Comen”

Comedor social para alimentar a las familias más necesitadas

Los vicentinos de Morelos también luchan contra el hambre y la desnutrición. Todos los sábados, la Conferencia organiza un desayuno comunitario. Antes de la pandemia se reunían allí todas las familias atendidas, pero, debido a esta crisis sanitaria, el servicio se ha tenido que adaptar y ahora se entrega el alimento a domicilio. Esta es una de las cosas que nos ha enseñado la pandemia, adaptarse a la nueva realidad sin dejar de servir a los que más sufren.

Programa Comparte y Cambia

Más de 400 familias reciben alimentos recogidos por los consocios

Los vicentinos de Morelos ayudan a más de 400 familias a través de este proyecto en el que piden la colaboración ciudadana. “Comparte” alimento y “cambia” la vida de las personas que viven en la pobreza.

Proyecto Redes de Amor

Rehabilitación y construcción de casas en Monterrey

La Conferencia María Esperanza Nuestra lleva a cabo un proyecto de rehabilitación y construcción de hogares a través del cual los vicentinos obtienen los materiales necesarios para realizar las obras y los beneficiarios reconstruyen sus casas.

Este proyecto se realiza en una zona montañosa a las afueras de la ciudad de Monterrey, en Nuevo León. Hasta la fecha son ya 13 las familias beneficiadas por este proyecto vicentino.